Hastiada

Hastiada por un lamento, harta de ser lamento, escondo mis sentimientos en la punta de mis pensamientos, para racionalizarlo todo, y no encuentro sino unas ganas enormes de gritar cuando este hartazgo es tan pesado, pesa tanto que calla.

Nada se oye, nada, y lamento ser lamento, porque podría ser salado condimento, y soy lamento y lamento serlo que es peor.

Pero de mis lamentos saldrán los motivos enumerados de mis razones para no serme, sin embargo a pulsión por ser es tal que se esconde ahuyentada en el silencio de mis dias.

Quiero ser y serme, quiero expresar con mi acento mi voz, y sobre todo quiero amar ese acento y esa voz, no como propias sino como estimables.

Estoy cansada de este mundo agobiante que no me agobia porque pongo distancia, una distancia plástica, de plástico, una distancia que me cubre lo justo, para no sumergirme lo suficiente en la realidad. Una realidad artificial que me hace soñar con que soy sencillamente normal, pero todo, todo duele demasiado. Todo se siente en el alma, hasta a ti, te siento en la impotencia de no haber podido hacer nada por ti, porque tu madre es especial, es sencilla y te ama con locura, esa locura que te parió. Estés donde estés te quiero y estimo hasta sin haberte conocido, y espero que estés donde siempre quisiste estar, porque ser ya eres, inconmensurable, sensible hasta la médula.

En fin, supongo que quiero escuchar mi acento, mi voz, y mi luz.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s