Hartica

Hartica que la gente se esconda tras una pantalla, que no somos insensibles, que no nos da todo igual, que detrás de palabras se esconde una sensibilidad, que detrás de tu no está mi sí o al revés, ya no sé ni de qué iba el cuento que me digo cosas que ni me creo, pero, ante todo, educación, de esa que no se enseña en la escuela, sino en casa, de esa que no hay que estudiar para lograr, sino sencillamente se logra con paciencia, desde que el chiquillo es bien pequeño, esa que se mama, que se aprende revés tras revés, pero que merece la pena aprender, esa educación, que no enseñanza, que no requiere sino que la persona sea hermosa, esa que hace que la vida merezca la pena.

Educación, la que se aprende a duras penas, tras el trasiego diario, tras el pensar nocturno, cuando todo muere y nada es, esa que hace llorar el alma al ver educación que no se pierdan los valores, esos de nuestros mayores, esos que una pandemia arrebata a cañonazos y que ninguna lágrima devolverá ni a balazos.

Dejémonos de estupideces, de tirar la piedra y esconder la mano, que de dónde vienes , vuelvo y dónde vas, voy. Así que si nos vamos a volver a ver que sea sonriendo y no del revés.

Hartica de todo, de este nuevo mundo estúpido, que nos han matado a los muertos pero no por ello dejaremos de gritar que la vida es bella, y que quien se esconde no es que sea maleducado sino que no tiene agallas para reconocer lo hecho.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s