Lápices

Como una tonta atada a un lápiz

tengo mi vida de ellos repleta

lápices de colores, de mil sabores

los negros y sobrios para marcar la forma

los de colores para pintar lo dibujado

pinto mal

y dibujo peor

pero nadie dijo que por hacerlo mal

debí no hacerlo

así que a veces cojo uno de esos lápices

y me aventuro a dar forma a, muchas veces, un churro

pero me gusta la tranquilidad que aporta

fijarte en el objeto por pintar

y darle forma sin cesar

con mis lápices sé que no tengo nada

es una buena metáfora

los compré pero si no los utilizo

no son nada

así que espero darles utilidad

lejos de recogerme el pelo con ellos

pintar un mundo bello

o fijarme en lo que he de dibujar

centrarme en el objeto

y desvariar con el lápiz en mano

así afinar mi puntería

y fijarme en las cosas que pasan desapercibidas

una silla, un florero, un gato adormecido

a los pies de una lámpara

que le da luz y ampara

me gustan los lápices

me gusta ponerme a dibujar sin nada claro terminar

esbozar lo que quiero hacer

para dejarlo sin hacer

así soy

un proyecto inacabado

un lápiz de colores contrapuestos

que está por ver

qué coge de repuesto o cómo arregla el entuerto

de no decidirme jamás a pintar o dibujar recto

pues nada es torcido o quizá todo lo esté

como esas frases

que uno ha de leer

que más rectas no pueden ser

no sé por qué equivoco al lector o a mí misma

si la verdad es una desdicha coloreada con lápices

de libertad

entre formas que aprisionan

su voluntad

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s