En espera

Quién espera desespera

y además se llena de peros

que no de peras

quién espera languidece en las agujas del reloj

que avanzan sin temor y como boj

crecen sin saberse que crecen y cuya madera

es de esa ceñida en bancos o sillas de espera

qué curiosas esas sillas

en las que todos echamos una mirada al móvil

pero en el fondo pensamos si será o no

si todo saldrá bien o mal o en este sentir servil

siento que desaparezco para no tener fin

me agarro al asiento con las piernas bien rectas

que cruzarlas no puedo no son tan largas

y me pregunto qué pensarán los demás

en una espera que momentos vitales desentraña detrás

y delante toda una vida puesta en las agujas de un reloj

cuyo tic toc

cansa, enerva, desespera y deja en shock

pero quien espera en el fondo no desespera

sino que la paciencia es la virtud de atender

lo que tarde o temprano ha de suceder

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s