Clandestina

Enciendo un pitillo a millas pies y kilómetros de distancia

del único ser que pasea por el parque otoñal

y me siento una pirada nada natural

parece que no sólo me estoy matando

sino haciendo morir en mi alrededor imantado

hoy leí una buena publicidad

deje de fumar, siga vivo por sus seres queridos

me planteé dejar de fumar

pero no puedo hacerlo ni por los demás

sé que fumar tabaco es invertir la respiración

jugar un poco con los elementos insalubres

que me siento delinquir al a un pitillo dar lumbres

jamás me sentí culpable, clandestina o incapaz

de dejar un vicio que puede matar

pero,

sinceramente poco me ha de importar

sé que mi destino está escrito en papeles de hilo

y a eso no hay cigarro ni fruta de manzana que se enfrente

pues sea o que sea espero aceptarlo de frente

aunque no nos pongamos en lo peor

el caso es que me siento clandestina

al bajar unos milímetros mi mascarilla

o al tocarla para recolocarla

esto de salud perfecta, de saludables antes que enfermos

es una manía que nos va a volver locos si no lo estamos

pues la enfermedad es necesaria en la vida

para celebrar al menos la salud

lo mismo que la tristeza es vital para una sonrisa

supongo que la enfermedad es sin prisa

una debilidad instantánea o duradera

pero que nos pone un poco a prueba

Cuando enfermo suelo entristecerme

lloro y lloro porque temo la muerte

pero en verdad lo que temo es dejar la vida

tan llena de promesas y sueños

que sé que en el fondo son displicentes y sutiles engaños

así que afrontémoslo

hay que enfermar, coger un resfriado, una gripe de vez en cuando

no todo va a ser asépticamente desinfecto , correcto y de mando

yo a veces siento que esta sociedad exige demasiada salubridad

cuando enfermar es síntoma de que todo se debe resetear

hasta los sentimientos escondidos

para que vuelvan a la carga medio dormidos

quiero un planeta verde, o azul sí

peor no seres humanos maniáticos con la salud

que sé que todo mata, el tiempo mata,

espero que nada, ni nadie muera

si no que todos acabemos como cada uno quiera

pero esto es desafiar un destino

que nos tiene como niños

estigmatizando la enfermedad

como si fuera una peste infernal

cuando, ha sido lo más corriente en general

en fin voy a fumarme mi pitillito

y escribir un poquillo

que se me hace raro que el nazismo este saludable e impuesto

haga ver a los más débiles, a los enfermos, como lejos de la sociedad de cuento

que me niego a que todo sea perfecto

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s