Epopeya diaria

Un trasiego diario, rutinario pero entusiasmado llena mi vida

mi vida adulta, esa pequeña corruptela de sentimientos y sensaciones de ida

que en la vuelta se transforman en decisiones no ya de niña

quiero ser esa niña, volver a jugar con mis hermanos y hermana casi en riña

pero en un divertido ir y venir de imaginación, esa que llena la mente de tiña

tiña para quién no entienda que la imaginación es lo primero y primordial

aquello a lo que debemos que este mundo sea una diversión fenomenal

que un árbol de hojas secas no sea otoño sino una muerte anunciada de vida próxima

que una silla no tenga cuatro patas, o teniéndolas, se vea tenue en la luz tímida

estoy envuelta en la vida, ahora que la muerte nos ronda

he ido al polo opuesto de la nada rotunda

al vivir poco a poco de forma profunda

no quiero hacer caso al coronavirus

no quiero ver lo que es siendo y son espíritus

deseo hoy más que nunca trascender la muerte misma

y llenar mi soledad de papeles que completar

y vida por vivir en un ánimo de amar

no quiero morir

me gusta demasiado la vida

nadie desea morir

pero admitámoslo,

tarde o temprano dejaremos el mundo

para ser lo que fuimos somos y seremos

y habitar más allá de lo profundo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s