Unidad

Veo, tristemente cómo un país no es capaz de mantener la calma, que se me pega este nerviosismo pandémico y creo tener miedo. Sin embargo, sé que mi miedo no va más allá de mi misma, así que no llega muy lejos. Lo que llega lejos, es la división, la división entre compatriotas, que no somos ajenos, no, que somos vecinos, o, sencillamente ciudadanos de un país o de un planeta llamado mundo. Mucha división veo, cada país hace más que lo que debe, lo que puede, pero de una forma separada, cada uno por su cuenta y España separada por autonomías, lo que faltaba.

Y ante tanta desunión no sólo me agobio , sino que me da una inmensa pena que una pandemia , un virus, esté acabando con el sentido común, con la unión entendida como fuerza y se desvanezca.

Pero hay algo que me preocupa más, es cada ciudadano, cada persona conectada a un respirador, cada cama en la UCI que se queda vacía porque el alma de su paciente se ha ido, sencillamente. Eso me apena más que cualquier desunión, el vacío que dejan las personas que se van. Ese vacío no se puede llenar con nada, ni nadie, no se puede suplir, se llora y se llora pero no se puede olvidar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s