Bolis y piedras

Ayer compré un boli bic para llenar agendas estampadas de gris

sin embargo no escrito ni una letra de tiempo ensangrada

ni una piedra en el tiempo encallada

me siento tonta como ese boli que compro

que pago por su tinta y la sudo sin hombro

al que arrimar mis tristes pensamientos

en una toalla llena de piedras, rodeada, aislada

que no soy sino náufraga de mis sueños , destartalada

y cuando pienso en mí misma lloro de pena

no queda tinta en el boli , se ha secado en la arena

pero si la arena no es más que una piedra

esa piedra que me embota este cerebro d e bota

y hace que todo , otra vez no ya rebota sino rebrota

que estaría siglos rimando cual croqueta

en una toalla casi quieta

pero es tal mi aburrimiento

que la nave del viento

quitó la tinta ami boli en movimiento

y sólo me queda esta pantalla atorada

en las verjas del jardín de mi pena

para llorar versos al viento

y escribir sin otra que sentir un ciento

de sentimientos

que van y vienen, vienen y van

y ya me quedo sin argumentos

sin tinta en mi boli bic

pero con neuronas en mi cerebro

que pinté de azul bolígrafo

para que no pareciera un estropajo estilográfico

así que muero por encontrar esa rima salada

que me deje por siempre desatada

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s