Nunca me interesó

Jamás me interesó la política hasta que comenzó a gustarme la filosofía. Entonces me di cuenta que pensar por una misma es lo más libre y cruel que puede suceder, cruel porque te das cuenta de la estupidez humana, del camino o la pisada del poder, que consiste en cargarse o acabar con todo o todos los posibles adversarios , para gritar de júbilo, que todos piensan como tú, a los demás los exterminaron, en un campo de concentración o en una ráfaga sin perdón ni lástima.

Odio los políticos, su elocuencia, su saber hablar y su nunca saber estar. Menos mal que el hombre de a pie es un ente que siente y padece, claro, lo que los políticos deciden, que son rápidos en pensar y lentos en cavilar. Que si de mi dependiera ni democracia no monarquía ni leches, todo sería , como lo es, la autocracia de la estupidez.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s