Paris y Mu

Tengo dos debilidades, un gato Maine Coon y otro adoptado de la perrera. Los dos son tan sagrados como cualquier gato que se tercie. Mu planea, el adoptado , claro es mucho más listo, el otro, como de alta cuna, pues se deja llevar un poco. Si hay algo que me chifla son sus ojos, verdes, acuosos de uno, brillantes , de otro, radiantes de los dos. Ambos tienen rabo claro, uno partío, por cosas de nacer en una perrera, el otro, largo y elegante como buen Maine Coon.

Me encanta cuando ronronean, o cuando dicen miau y piden comida, o cuando juegan con cualquier cosa. Hasta una mosca entretiene semejantes ojos, verdes , como el trigo verde. Y qué ojos , de gato, con eso se dice todo. Mu parece una vaquita, y el otro un humo que se desprende de un cigarro.

Mu y Paris se quieren como si fueran hermanos y aunque son distintos, uno es enorme y grande, y cariñoso, el otro pequeño y listo como él solo, son hermanos, no de sangre, pero hermanos al fin y al cabo.

Es verdad que Mu tiene tanto susto que yo creo que de ahí le viene la listura, y el otro es todo lisura.

Cómo quiero a mis dos gatos, que tienen alma de más que gatos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s