Párate

Párate, deja que el tiempo corra velozmente

pero tú, para, tu ritmo frenético

tu vaivén de casi ir maniático

pregúntate ¿hacia dónde? ¿qué?

pero pregúntate a ti mismo

luego haz de tu vida un ismo

revoluciona tu vida entera, dale la vuelta, déjala patas arriba

pero antes debes parar

a caso ¿no es el principio de cero empezar?

ya vendrán los vientos que acusen tu cambio

ya vendrán los aires de vida nuevos

pero de momento

párate

y solo observa

veo mi desordenada habitación construida por mis padres

veo mis mochilas, esas que llevo y pesan como piedras

veo mis mantas que me acogen cuando lloro o hace frío

pero escucho el caer de alguna gota perdida de agua del río

del río de ese cielo que va y viene lleno de nubes

y me paro

y pienso, y repienso

y me deleito en la quietud de la parada

no sin el nerviosismo de las agujas del reloj que descaradas

se atreven a desafiar mi parada

pero hoy no me toca andar

hoy paro, paro

para poder volar hay que despegar

aunque ya no desee ni volar

las alas ya rotas y los pies aflamencados pegados al suelo

un suelo que duele, tan aburrido como que no tiene duende, no vuelo

pero no me pasa nada

aprenderá a nadar o a dar pasitos uno tras otro

en este camino que es la vida

y en el que al igual que saber andar, incluso correr

hay que saber parar

y observar

y pensar

y repensar

y luego es otro tiempo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s