Vidas

Vivimos muchas vidas, somos hijos, hermanos , padres, amigos, vecinos todo en una misma persona. Y me encanta. Me gusta la complejidad del ser. No podemos juzgar a nadie por una frase, un comportamiento, una palabra, un mal o buen momento. Somos tan complejos que me imagino constelaciones de estrellas que jamás expliquen que haya por ejemplo agujeros negros que hagan desaparecer la materia. Aún así somos únicos. Y me chifla. Me encanta pensar que como yo no hay otra persona o que quizá me pueda sentir identificada con muchas, pero nadie es , de serse, yo.

Y no es egoísmo lo que siento al escribir esto, más bien es una mezcla de sentimientos sentidos cuando me acuerdo del cielo y sus celestes estrellas. Nadie puede hacerte cambiar, si no quieres, pero si estás dispuesto al cambio, a lo que entiendes por mejorar, la vida, la vida ofrece mil y una oportunidades.

Yo nací hace veinte años, sin embargo tengo cuarenta años, fue un largo aprendizaje en el que aprendí a sanar heridas y desde cero, como un bebé, comenzaba mi vida de nuevo. Mi madre dice que es una putada, yo lo veo como otra oportunidad, otra constelación en mi misma.

Pero no voy a cansar hablando de mi, hoy me parece que la vida es bella en toda su tristeza, y decir esto es mucho, porque la vida hay que aceptarla como es puta, pero bonita.

Y lo peor es que tiene fin, que se acaba, que bueno, tengo fe y pienso que la fiesta sigue, aunque de otra forma. Poca gente tiene fe y es como vivir dos vidas. La fe es creer lo que no vimos, y vivir creyendo que simplemente todo saldrá bien. No lo sé. Soy humana y en mi humilde humanidad sólo dé que no sé nada, pero intuyo.

Esa intuición me ha servido para saber que hay un más allá que la vida no es vida si no respetamos al otro, que la vida no se acaba en una caja fúnebre, que la depresión no es ningún túnel tras el que se ve la luz.

Todo es más sencillo, o complejo quizá pero sé que sin la unicidad de cada uno de nosotros hecha un conjunto de vidas que se tocan, nada sería lo mismo.

Muchas veces pienso que los demás son espejos donde mirarnos, y aunque no tenga mi imagen muy definida, estoy rodeada de gente estupenda, en todos los aspectos.

Así que gracias, gracias a todos por vuestras vidas, sin ellas el mundo sería un triste y lúgubre cementerio en el que enterrarse en vida.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s