Llorar

se me cayó el mundo encima, suele hacerlo de vez en cuando y sólo me apetece llorar ¿y qué?

esta es mi fiesta así que lloraré si quiero o si así sale

Muchas veces este positivismo imperante de que todo va bien nos impide darnos cuenta que es necesario llorar. Sí, llorar para limpiar viejas heridas y saber volver a levantarse.

No es que sea un capricho llorar, suelo evitarlo, pero si sucede lo acepto y lo acepto como cualquier otra emoción.

No digo que sea bonito, pero, en su justa medida es purificador hasta sanador.

Que todo va bien que todo está genial, no me vengáis con cuentos quién no ha llorado lágrimas de sangre…

No, todo no suele ir bien, es más reivindico una buena llorera de vez en cuando, se sale más fortalecida y bien refrescada.

Me niego a aceptar que todo está genial y todo va fenomenal, no , no, hay veces que todo se nos cae encima literalmente y ante tal peso no hay razón para sonreír.

Pero eh! si lloras que sea breve pero intenso y luego a seguir aprendiendo , que eso es la vida un eterno aprendizaje, creo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s