Amistad

Te perfumas, te subes a los tacones, no vaya a ser que tu amiga esté más alta y esbelta. Te adormeces llena de preguntas , te miras al espejo y brincas de un salto. ¿Me aceptará no me aceptará? Miles de interrogantes se apelotonan en una piel que llora. Y sudor tras sudor, intentas tranquilizarte, tan sólo te ha dicho que nada, no ha dicho nada. Ese es el problema la amistad , la amistad que yo conozco está plagada de sucios intereses como los bancos. Yo me pregunto si a caso la culpable soy yo, la imagen que proyecto o que todo lamento. entonces sólo entonces me doy cuenta que no soy yo , ni tú ni la sociedad sino la misma envidia disfrazada de amistad. Quizá sea yo la culpa de tanta mierda acumulada en las roñosas migajas que me prestáis diciendo que ayudáis, pues debéis saber que en esta vida ayudantes o dispuestos a ayudar están tus padres y alguna persona más que me reservo, lo demás no son sino atropellos a una personalidad en formación. No me llames reina, no me llames guapa pues la reina de la belleza lo serás tú y sabiéndolo me llenas de alhajas que no deseo, me avergüenzas con palabras que pertenecen a otra que no me creo que salgan de tu boca. Y como una boa amenazas mi existencia. Y me retiro del mundanal ruido, pues nadie es espejo de nadie, amigas se pueden tener pero jamás podrán contigo ser.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s