Arrepentida

Arrepentida por comportarme como una niña, porque muchas veces no sé ni qué hago con mi vida. Arrepentida porque voy , vengo y me entretengo. Me entretengo molestando e hiriendo a quienes más amo. Porque quien en verdad ama sabe hasta perdonarse. Me siento mal, de un mal de esos que están en lo malo, que no sé qué es peor arrepentirme o negarme todo perdón. He fallado mucho y profundamente no sólo a quien me ama de veras sino a mi misma. Hoy el perdón se me hace de rogar, ahora siento con desaliento toda mi debilidad. En un momento siento mis imperfecciones. No soy más que un alma que vaga en su triste funda sonriente. Sí al menos fuera humilde pero por si todo no acabara creo que es mi soberbia que no me deja perdonarme. Así que espero con humildad un perdón que se escapó a mi corazón, ese que se siente extranjero en tierra hermana, ese que se ve lejano en toda cercanía y se aleja más cada día. Ojalá fuera humilde de corazón y dejara mis ínfulas de grandeza en el reconocer mis faltas abominables y desgraciadamente perdurables. Ojalá mi estima de mi fuera tras tu estima. Ojalá fuera tan sincera para ver en mi imperfección la debilidad de mis temores y reconociera la verdad de mis dolores siempre pensando en el dolor que causa mi estupidez.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s