No a lo impuesto

Ahora está muy de moda ser feminista, por citar un ejemplo. Los presidentes y presidentas, las personas y personos se cuidan mucho de no caer en lo políticamente incorrecto. Pero ahí se equivocan, ni una república o monarquía es algo impuesto. No. La Constitución debe revisarse por supuesto, pero no nos impongan sus derechas o sus izquierdas ya sea con mañana o con el farfullar o griterío en que se ha convertido todo. Abundan los debates, la voz del pueblo, mejor, la voz de todos. Y si debiéramos hacer caso a todos y todas esto sería una nación o llámenosle ente de caprichos. Hoy no nos acostumbramos a ninguna autoridad entendida como disciplina porque simplemente somos egocéntricamente egoístas. Sí lo que oyen, o leen. Hoy se piensa en uno mismo antes que en los demás. Esto solo nos llevará a la perdición en todos los sentidos. No quiero una lengua, un país o un gobierno impuesto. Ya somos demócratas y demócratos no sé a qué viene tanto egoísmo. Ya basta de debatir por todo y de hacer un espectáculo de telerrealidad asuntos que trascienden lo políticamente correcto. Ya tenemos políticos y políticas que más que de la polis entendida como ciudad griega y extendida a mi ciudad, se ocupan de agarrar el cargo aunque ni siquiera son viejos, sólo egocéntricos idólatras. Déjennos vivir en paz algo que espero , la paz ni se cuestione o imponga sólo recaiga sobre quiénes de veras saben vivir honestamente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s