Aquella niña

soy aquella niña que corre por parajes de antecesores, soy esa misma niña que barre con ímpetu lo ya barrido, soy aquella niña…
me resisto a ser mujer porque es simplemente aburrido
y porque de fondo se oye mucho ruido
ruido de palabra
ruido
así que aún sigo escuchando la música celestial
que pasa por mis oídos existencial
sigo siendo parte de mi raíz
en la que no me hundo para crear nada
ni fruto doy para ser en nadie
me basta con ser en mí misma
me basta con escuchar la música
esa de arpas y liras, de guitarras y ritmo
esa que robe sin sentido a un mundo loco de hipo
aún así admiro a las mujeres
el ruido les envuelve y el trajín les quiere
pero yo
yo soy una niña
niña que pinta de lila las paredes
de una habitación en su corazón
niña que desafía los consejos maternos
no por odio o rabia, sino por los derechos
de seguir siendo niños
así que aquí me ves de mujer vestida
mas mi corazón aún alberga una niñez
que dejó la imaginación desnuda
de la más bendita risa
que aún deja soplar la brisa
de los caramelos deprisa
y seré siempre niña
simplemente porque ser adulto
es comprometerse, deberse y todo erse
que aburre y descompone y
no imagina nada, solo hace
como si la imaginación
fuera una rama robada a la noción

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s