Sentada

Sentada, en un banco de una pequeña ciudad, sentada en un banco público. La vida ha perdido su sentido, la vida ha acabado una etapa, quién sabe si comenzará una nueva. Allí donde la desesperanza campa a sus anchas, en cualquier banco de la ciudad adormecida, e indiferente por la gente que va y viene con prisas, siempre aprisa, como si no hubiera nada en lo que fijarse. Ella está sentada, hace que fuma, hace que bebe, pero ni fuma ni bebe sólo quiere estar borracha y colocada, pero ni siquiera puede permitírselo. En vez de ello, su cara lo dice todo. Su rostro es de ademán triste, muy triste, demasiado triste para ser cierto. Está apenas a tres metros de mí, pero un  abismo de comodidades nos separa. Mientras yo, gorda hasta la saciedad elijo qué quiero de regalo, ella está ahí y ahora sé qué regalo quiero.

Quiero poder ayudar. Quiero y deseo no sólo ayudarme sino ser capaz de tener una actitud para ayudar a los demás. Quiero que esa chica deje de sufrir, lo deseo tan fuertemente que estallaría en toda mi gordura y comodidad harto disfrutada. Deseo que esta chica tenga otra oportunidad, cuando menos, todos tenemos alguna que otra oportunidad. A mi ya me dieron una, para ella , otra oportunidad.

Si de tu tetra brick naciera una oportunidad y de tu cigarro un humo de esperanza , ojalá sucediera así. No sé qué hacer para ayudarte, no sé si preguntar qué te sucede, no lo sé. Sólo sé que yo agoto posibilidades, mientras tú buscas una. Ojalá pudieses comprender que lo que a mi me preocupa son tonterías, mientras tú sostienes tu tetra brick. Quiero contarte tantas cosas, bajar ahí y decirte que creas en ti misma, que todo  puede volver a empezar.

Pero yo estoy aquí, en la comodidad de mi casa, de mi hogar, rodeada de quienes me aman y tú estás ahí sola. No sé cómo unas palabras podrían cambiar tu situación. No sé ni en qué situación te encuentras pero debo decirte que el principio de todo llega cuando se encuentra un final relativo.

Quizá hayas dado con ese final relativo y te quede el principio de un mundo maravilloso. Que de tu Tetra Brick nazca una esperanza y del humo inexistente de tu cigarro una nueva vida en el futuro presente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s